No te mates

prevención del suicidio

Suicidio

Comparto a continuación una carta que le envié a mi hija Ana unos meses antes de su suicidio. Ya lo había intentado. Pretendía con estas palabras que no lo volviera a intentar. Evidentemente no conseguí mi objetivo. Espero que esta carta pueda ayudar a otras personas que están pensando en acabar con su vida.

La carta

Por favor Ana, no te mates.

Claro que me hago una idea del infierno en el que te encuentras (lo habité durante mucho tiempo) y por eso mismo te suplico que no acabes con tu vida. Esa tenebrosa noche en la que te ves atrapada llegará a su fin, te lo aseguro y recordaremos esta época como un mal sueño.

Si nos abandonas ¿cómo le explicaremos a una niña de cinco años que no volverá a ver a su madre; que nunca más sentirá tus caricias y tus besos; que no podrá jamás volver a refugiarse en tu sonrisa? ¿Qué haremos con la culpabilidad que sentirá ? Porque te aseguro que se responsabilizará de tu muerte: es inevitable. Pensará que se portó mal y por eso su madre se fue.

¿Y cómo le explicaremos a la pequeña que la ternura que emana de todo su ser no fue capaz de sujetarte a esta vida? ¿Qué crees que sentirá sobre su valía cuando crezca y comprenda lo que ocurrió cuando ella sólo tenía unos meses?

¿Y qué haremos con la culpa que sentirá tu madre? Se preguntará hasta la locura qué es lo que hizo mal, qué no hizo que podría haberte salvado ¿Y con el dolor de tu compañero, de tus hermanas, de tus amigos?

Te lo suplico, Ana, ten paciencia y mantente con vida. Te necesitamos a nuestro lado.

Aunque te sientas triste, el que estés viva me produce una salvaje alegría. Siempre has sido un consuelo en mi propia vida (no distingo muy claramente entre tu vida y la mía).

Espero que cuando el peso de los años me venza estés a mi lado para ayudarme a dar el último paso. No me condenes a sentir tu ausencia el resto de mi vida.

El sufrimiento que ahora te abruma se transformará en una fuerza inconmensurable. Del estiércol surgen las más hermosas flores. La fuerza transformadora de la compasión nace del sufrimiento. No te dejes engañar por la desesperación del gusano: la mariposa ya está en su interior.

Cuando te miro mi mirada abarca tus luces y tus sombras y te aseguro que abrazo tiernamente todo lo que veo (y lo que no veo). Te abrazo sabiendo con total certeza que estás bien tal cual eres.

Me decías que no podrás mirarte al espejo por haber intentado matarte. Claro que podrás mirarte y lo que verás será el rostro de un ser humano: así somos, así es la vida. El sufrimiento es una realidad innegable, por mucho que nos esforcemos en ignorarlo.

El amor también es una realidad innegable y misteriosa. Agárrate al amor con uñas y dientes. Al amor que sentimos por ti; al amor que siento por ti y que me hace temblar hasta los huesos y me conmueve con una fuerza imparable. Agárrate al amor que sientes por tus hijas y por todos nosotros. Formemos un equipo contra la desesperación. Luchemos para aliviar la tristeza del mundo: nos necesita. Ten piedad de todos nosotros y no te mates, mi querida hija.

Comentarios 6

  1. Que tristeza tangrande perder a un hijo de esa forma , pero se fuerte que ella este donde este estará siempre a tu lado mi más sentido pesa

  2. El sufrimiento mental es una característica básica del ser humano, todos sufrimos en mayor o menor medida…algunos lo soportan y otros no pueden con tanto dolor. Es difícil superar la muerte de un ser amado, piensa en los que se han quedado a tu lado, de los que también tienes que ocuparte y permítete sentir tristeza y ser vulnerable.

    1. Mi más sentido pésame compañero, ningún padre está preparado para enterrar a sus hijos. Gracias por tu fortaleza y por romper el tabú para darle visibilidad a esta cruda realidad.
      Con tu permiso lo difundo, creo que es muy importante que se hable del suicidio, que se tomen medidas preventivas eficaces ya que las personas que deciden tomar esta decisión no son solo un número, son personas que necesitan ayuda y son familias destrozadas por el dolor.
      Recibe un fuerte abrazo.

    2. Es probable que tu hija haya valorado tu fortaleza, cuando tomó su decisión, sabiendo el arduo trabajo que dejó en tus manos, por ello estoy segura de que la inmensidad de espíritu te sacará, te ayudará a salir hacia adelante….

  3. Me llena de tristeza su partida!! Era un ser extraordinario. En Lanzarote estamos muy tristes por su partida, ni o podemos creer lo sucedido y aunque ya no formaba parte de nuestro día y a día, siempre será una parte muy importante de cada uno de los corazones que dejó aquí cuando volvisteis a Tenerife. Quiero mandaros mi más sentido pésame y sabed que si hubiera sabido antes esta noticia, me hubiera gustado compartir con vosotros su último momento terrenal.
    La echaremos de menos y la recordaremos como era ella: puro amor, pura bondad y sinceridad… En fin una persona excepcional.
    El I. E. S. HARÍA on manda un enorme abrazo y toda la fuerza posible que podáis tener para estar al pie del cañón con vuestras preciosas nietas.
    Muchos besos a María José y tod@s. Ánimo!!

  4. Es una situación terrible y surrealista, yo no me lo creo pienso en ella a diario y solo tengo en mi mente su cara sonriente y su actitud positiva… donde estuve que me perdí tanto? Me siento abrumada por su dolor, por el vuestro y siento que no hice nada y podía quizás haber hecho algo y el no poder retroceder el tiempo me hace sentir aún más triste y desconcertada. Un abrazo a toda la familia. Ella estará siempre en mi recuerdo como en el de tantas personas que la queríamos y la seguiremos queriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *