Come conscientemente y estarás más sano

audio

 

Presta atención cuando comes

Se come mucho de forma automática. La mayoría de las veces no lo hacemos para alimentarnos, sino para sentirnos mejor emocionalmente y para pasar el tiempo.

El hecho de prestar atención a nuestra relación con los alimentos es de suma importancia para nuestra salud. Observar nuestro cuerpo y escuchar la actividad de nuestra mente en relación con la alimentación puede ayudarnos a realizar importantes cambios en nuestra dieta y a mantenerlos después.

Seremos más capaces de identificar nuestros deseos de comer y muchas veces sabremos que simplemente son ideas y sensaciones y que debemos dejarlos ir en lugar de actuar para satisfacerlos.

Algunas sugerencias y preguntas

Te propongo que escuches la grabación que encontrarás un poco más arriba titulada “Ejercicio de la almendra” y que luego la tengas en cuenta cuando te dispongas a comer.

Observa los colores y texturas de los alimentos. Huélelos.

¿De dónde proceden? ¿Cómo fueron cultivados o producidos?¿Es un producto industrial? ¿Se le ha añadido algo? ¿Es ecológico?

Te invito a que te imagines los esfuerzos que han tenido que hacer diferentes personas para que ese alimento esté en tu plato. Sé consciente de los elementos naturales que han participado, como la luz del sol y el agua.

¿Realmente quieres que ese alimento pase a formar parte ti? ¿En qué cantidad?

¿Escuchas a tu cuerpo mientras comes? ¿Eres consciente de cuándo dice “basta”? Puedes observar lo que haces en ese momento y las ideas o emociones que aparecen.

¿Cómo te sientes nada más acabar de comer? ¿Y unas horas después? ¿Sientes pesadez o liviandad? ¿Predomina la sensación de energía o de agotamiento? ¿Puedes asociar estos síntomas con algunos alimentos en concreto o con combinaciones de ellos?

Lee las etiquetas de los alimentos que consumes. ¿Tienen un contenido elevado de grasas? ¿Se les ha añadido sal o azúcar?

Observa tus antojos. ¿Qué es lo que de verdad quieres? ¿Alcanzarás tu anhelo comiendo esa chuchería? ¿Eres capaz de comer sólo un poco? ¿Se ha convertido en adictivo algún alimento? Puedes no comer ese alimento en alguna ocasión y contemplar el antojo como consecuencia de un pensamiento o una emoción. Puedes pensar en ese momento en algo más sano y satisfactorio que llevarte a la boca.

Cuando preparas la comida, ¿lo haces con atención plena? Intenta meditar mientras cocinas, siendo consciente de los colores, texturas y olores. Se consciente de tu respiración y de todo tu cuerpo mientras tanto.

Repasa tus recetas preferidas observando qué ingredientes requieren. Busca alternativas si llegas a la conclusión de que no son suficientemente sanas.

Y por último, no olvides la suerte que supone tener algo que llevarte a la boca: millones de personas no son tan afortunadas.

Si quieres leer más artículos relacionados con la alimentación puedes echarle una ojeada a estas entradas de mi blog: “Obesidad y televisión: 5 consejos para que no engordes viendo la TV”; “Anticáncer“; “Para mejorar la relación con la comida

Si te apetece seguir escuchando audios relacionados con la psicología puedes hacerlo en la siguiente sección de este blog:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *